Enfermedad de Aujeszky

Enfermedades de los porcinos.

 

Descripción:
Los Alphaherpesvirus se distinguen por su rápido ciclo lítico en cultivos celulares, neurotropismo, capacidad de producir latencia en neuronas y amplio rango de huéspedes.

 

El hospedador natural del SHV-1 es el cerdo, especie en la cual la infección se manifiesta de diferentes maneras, según se trate de individuos adultos o jóvenes: mientras que en los primeros causa abortos, enfermedad respiratoria e infecciones latentes, para los segundos resulta letal. Otras especies -salvajes y domésticas- también pueden ser infectadas por este virus, el que generalmente ocasiona la muerte de los individuos afectados.

 

Sintomas
La infección del cerdo por SHV-1 provoca abortos en las cerdas preñadas, viremias en los recién nacidos, encefalitis en los lechones y enfermedad respiratoria en los cerdos jóvenes y adultos.


El período de incubación del SHV-1 en cerdos, oscila entre 1 y 11 días, siendo por lo general de 3 a 6 días en infecciones naturales;
luego de la inoculación experimental este período suele ser más corto -2 días-. El índice de mortalidad llega al 100% en cerdos de menos de 2 semanas de edad, aproximadamente al 50% en cerdos de 3 semanas y disminuye a menos del 5% entre los 4 y 6 meses de vida (5, 8, 21, 23).


Los principales signos que se observan son respiratorios, nerviosos y reproductivos; sin embargo, existen variaciones considerables en las
manifestaciones clínicas según la virulencia y tropismo de la cepa infectante.

 

Los cerdos infectados inmediatamente después del nacimiento muestran signos clínicos en los primeros 2 día presentando respiración dificultosa, fiebre que puede llegar hasta 41,5°C, sialorrea, anorexia, vómitos, diarrea, temblores, depresión, ataxia, nistagmo, convulsiones, coma y en general mueren antes de los 5 días de edad.

 

En los adultos, la tasa de mortalidad no es elevada (2%) y predominan los signos respiratorios por sobre los nerviosos.
Luego de un período de incubación de 2 o 3 días, comienzan con fiebre, tos y anorexia, seguidos de constipación, depresión, sialorrea y vómitos.


Finalmente, pueden aparecen los signos nerviosos precediendo al coma y muerte en los casos fatales. El virus atraviesa la barrera trasplacentaria e infecta a los fetos produciendo abortos, maceración, momificación fetal y resorción embrionaria. La secuela más importante de infección durante la gestación es la infertilidad temporaria o crónica, especialmente si los fetos son retenidos
en el útero.


Cuando predominan los signos nerviosos, se observa un marcado aumento del líquido cefalorraquídeo, como así también congestión de las meninges, petequias en corteza y papilas renales, edema pulmonar, congestión nasal y faríngea, tonsilitis, faringitis y traqueítis.

 

Diagnóstico
Las pruebas diagnósticas se basan en la detección directa del virus (por microscopía electrónica, por aislamiento e identificación del agente), por la detección de antígenos (Ags) virales empleando técnicas de inmunohistoquímica e inmunofluorescencia y por detección del DNA viral por amplificación (PCR) o hibridización. Indirectamente, se puede analizar la infección viral por detección de Ac circulantes empleando numerosas técnicas, entre las que se destacan en la actualidad: prueba de ELISA y sus distintas variantes, de bloqueo, ELISA
para detectar Ags virales en tejidos, dot- ELISA; virus neutralización y pruebas de látex.

 

Agente Causal
La Enfermedad de Aujeszky (EA) o Pseudorrabia (PR) es una enfermedad viral causada por el virus herpes suino-1 (Suid Herpesvirus 1 [SHV-1]), miembro de la familia Herpesviridae, subfamilia Alfaherpesvirinae, género Varicellovirus.

 

Vacunas.
Las vacunas diferenciales han sido logradas a través de supresiones en el genoma del VEA. Así, se han suprimido regiones que codifican para ciertas proteínas virales.

En nuestro país se ha permitido el uso de vacunas inactivadas y delecionadas a nivel del ADN que codifica para la glicoproteína E (antes gpI).


Las vacunas evitan los signos clínicos, pero no se impide la replicación y excreción al medio, ni la latencia luego de la infección. La vacunación aumenta la dosis necesaria para establecer la infección y disminuye el título y la duración de la excreción viral. En general se ha comprobado que se necesitan 100 a 1000 veces más dosis infectante y que la excreción se reduce en la misma medida al comparar animales vacunados y no vacunados.


Esquema de vacunación:
Cerdos de engorde------------ 2 dosis separadas por 30 ds. a las 8 a 12 semanas
Hembras de reposición--------1 dosis antes de agregarlas al plantel o 2 dosis si son de otro origen
Reproductores------------------1 dosis 2-3 semanas pre-parto o 1 semana pre-destete


Los Ac calostrales persisten hasta las 12 a 16 semanas de vida. La eficacia de la vacuna decrece cuanto mayor sea el nivel de Ac calostrales en el momento de la administración de la vacuna. Se considera que entre las 8 y 12 semanas ya han declinado lo suficiente para que la vacuna sea eficaz.


Los cerdos de engorde (destete a terminación) constituyen una fuente permanente de virus tanto para ellos mismos como para las hembras de reposición y reproductores. Interrumpir la trasmisión viral en esta población es lo primero que debe hacerse para la eliminación del VEA de un establecimiento.



 


Novartis

 

<<<Volver a enfermedades de los porcinos | <<< Volver al inicio

¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional

Copyright © 2005 Universo Porcino.

DeSitiosWeb - Diseño web