Aplican en Sancti Spíritus (Cuba) alternativa a partir de residuos porcinos.

 

 

Aplican en Sancti Spíritus (Cuba) alternativa a partir de residuos porcinos

Una alternativa para aprovechar integralmente los

residuos porcinos que acaba de obtener el Premio

de Innovación Tecnológica concedido por el Ministerio de

Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente en la provincia

gracias a su contribución al medioambiente, al ahorro de

energía y a la calidad de vida de los pobladores, se aplica

felizmente en varios lugares de la provincia.

 

 

Según detalló a Escambray Digital, la investigadora, máster e ingeniera civil Valentina Anatolievna Savran, ucraniana residente en Sancti Spíritus y trabajadora como especialista de ordenamiento territorial en la Dirección Provincial de Planificación Física desde mediados de los 80, para el tratamiento de los residuales porcinos que son muy agresivos al medioambiente habitualmente se usa el tanque séptico, pero este no aprovechaba el valor intrínseco del residuo y desde el 2003 empezaron a trabajar con un modelo chino de planta de biogás.


Los biodigestores existen desde el siglo antepasado. En los años 70 y 80 aquí se emplearon bastante los hindúes para la ganadería pero sus resultados se fueron extinguiendo.

 

El modelo chino, con cúpula fija de ladrillos y el tanque de compensación encima, presenta el siguiente esquema tecnológico: tanque de mezcla-desarenador, digestor anaerobio, tanque de compensación, lagunas de estabilización y lecho de secado.
“Las ventajas de este tipo de planta resultan varias: además de evitar el uso de la leña para cocinar y por ende disminuir la deforestación, merma la contaminación ambiental, contribuye al mejoramiento de los ecosistemas, logra reducir las emisiones de gases de efecto invernadero e introduce la posibilidad de emplear el biogás para cocinar igual que el gas comercial, para alumbrado, se puede envasar y utilizar en oxicorte, en la refrigeración y para echar a andar una turbina, entre otros usos como una energía que es.

 

A ello se unen el bioabono -muy efectivo para fertilizar terrenos y estanques de peces pues aumenta los rendimientos y evita las plagas- y el agua tratada con nutrientes que sirve en labores de fertirriego”.


El primero lo realizaron en el Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas y ya están terminados los de la Granja Estatal Genética Porcina de Cabaiguán, la Unidad Porcina de Punta de Diamante y los de unos cinco productores particulares de los municipios de Sancti Spíritus, Cabaiguán y Taguasco, con un paulatino crecimiento del interés por parte de los usuarios.


Los biodigestores se realizan con ladrillos, bloques, cemento, arena y tubos de agua plásticos o de un metal no corrosivo, una inversión que, según sus ejecutores, se paga en apenas un año o dos. Esta variante resulta más duradera, los mantenimientos se realizan a largo plazo y recibe el estiércol por gravedad, sin necesidad de echarlos manualmente.


La creadora insiste en sus bondades: “Por esta vía creamos en las comunidades una cultura en el cuidado y manejo sostenible de los ecosistemas con la adopción de energías renovables y económicamente rentables, se reducen a escala local las emisiones de gases de efecto invernadero y mejora la conservación del área boscosa.

 

También contribuye al ahorro de portadores energéticos convencionales (petróleo y corriente eléctrica), humaniza el trabajo de quienes laboran en la cocción de alimentos y disminuye la aplicación y manejo por los agricultores de agrotóxicos que afectan su salud, la de animales y plantas”.

 

 

Fuente: Mary Luz Borrego




 


Biofarma

 

<<<Volver a artículos | <<< Volver al inicio

¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional

Copyright © 2005 Universo Porcino.

DeSitiosWeb - Diseño de sitios web