Manejo Porcino 10/11

 

Vitalidad de los lechones en cerdas hiperproliferas

 

 

Uno del los principales factores de supervivencia de los lechones es su peso vivo al nacimiento que en cerdas hiperproliferas suele ser frecuente sino somos capaces de ajustar las curvas de alimentación tanto durante la fase de lactancia y la de gestación, y sobre todo en esta última fase de producción donde se determina una gran parte del peso al nacimiento de los lechones. Así la estrategia nutricional y la conducta alimenticia de las cerdas en la última fase de gestación juegan un papel muy importante en la calidad del lechón al nacimiento tanto a nivel individual como de toda la camada.

 

Sabemos que un porcentaje muy importante de la mortalidad de los lechones lactantes se centra en los de más bajo peso. En muchos trabajos podemos contrastar que hasta el 70% de las bajas se centran en lechones con pesos al nacimiento inferiores al 1,1 Kg. de peso vivo. Sabemos también como el 33% de los lechones con menos de 600 gr al nacimiento mueren dentro de las primeras 24 hrs de vida.

En síntesis el peso al nacimiento tiene un efecto muy marcado en la supervivencia. También es importante resaltar que la heterogeneidad del peso al nacimiento tiene relación con los mortinatos (r=0,23, P<0,001).

En otros términos podemos decir que los lechones de menos de 1kilo al nacimiento frente a los de 1,6 kg durante la primera semana de vida tienen 10 veces más riesgo de ser baja.

 

La vitalidad en los lechones se define como la calidad de supervivencia de los mismos durante el nacimiento, lactación y destete. Por lo tanto es un factor que influye en  el tamaño de camada y en los cerdos destetados por cerda y año.

Durante las últimas décadas la mejora genética en porcino ha influido positivamente en el tamaño de la camada, al tiempo que se ha reducido el peso medio del lechón al nacimiento. Por ello no en todos los casos el peso de la camada al nacimiento se ha visto incrementado. Incluso y desde mi punto de vista en otros muchos casos ha aumentado la dispersión del peso medio al nacimiento, teniendo mayor heterogeneidad en el tamaño de los lechones, que nos da lugar a mas problemas en su manejo penalizando la rentabilidad.

También considero importante diferenciar en la granja entre vitalidad y tamaño de los lechones, ya que no están directamente correlacionados. No cabe duda que lo ideal es tener lechones al nacimiento con elevado peso medio al nacimiento y fuerte vitalidad.

En condiciones normales en cerdo blanco, durante el parto no sobreviven entre 0,9 a 1,0 lechón. Hasta el destete otro 10-12% de  media mueren. También quiero resaltar como son pocas las cerdas que en la práctica tienen lechones nacidos muertos (el 20% de las cerdas tienen el 80% de los mortinatos). Por lo tanto identificarlas, sin duda nos ayudara a reducir dicha tasa.

 

Factores de Influencia

Dentro de los factores que influyen en la vitalidad de los lechones, tenemos cinco grandes apartados, como son:

1.- inherentes a ascendientes-cerda reproductora y verraco.

2.- Inherentes al lechón.

3.- Inherentes al personal que  atiende los partos y por lo tanto al manejo.

4.- Inherentes a la alimentación de la cerda reproductora

5.- Inherentes al medio ambiente de la granja.

 

Factor cerda reproductora y verraco.

Sin duda, de todos es conocida la incidencia sobre la vitalidad de los lechones al nacimiento tanto de la cerda como del macho finalizador. La calidad de supervivencia en líneas puras de diferentes programas genéticos también es variable.

En estos casos es importante diferenciar el aspecto del lechón con su vitalidad,  ya que en líneas puras el aspecto visual del lechón es peor, y ello no está correlacionado siempre con su vitalidad.

Así por ejemplo si vemos un lechón de genéticas chinas o ibérica, podemos ver en muchas ocasiones como su mal aspecto va ligado a su gran vitalidad. Al mismo tiempo, tomando como base la misma línea genética de madre, cambiando el verraco, incluso dentro de las mismas empresas comerciales, tenemos diferente vitalidad de los lechones al nacimiento.

 

En diferentes estudios, se ha determinado la calidad de la placenta con la vitalidad de los lechones al nacimiento, pero no está del todo bien correlacionado hasta donde conocemos, no pudiendo pronosticar en la sala de partos la vitalidad de los lechones según el aspecto de la placenta.

En condiciones normales, la placenta es tanto mayor cuanto más grandes son los lechones, pero ello, como hemos mencionado, no guarda relación con la vitalidad de los mismos.

Si se sabe que a mayor homogeneidad de la camada, mayor vitalidad de la misma, por lo que trabajar poniendo atención sobre la uniformidad del peso al nacimiento de toda la camada es importante para este fin; o lo que es lo mismo, que cuanto menos dispersión de pesos, mayor vitalidad de los lechones (teoría de la regresión  a la media).

 

Uno de los factores determinantes de la mala calidad de los lechones en cuanto a su vitalidad está determinada por los procesos infecciosos sufridos por la cerda a lo largo de su gestación, siendo más grave en aquellos casaos donde el virus atraviesa la barrera placentaria (ej. PRRSv).

En muchos de estos casos, somos testigos de un aumento importante de  mortinatos y de un incremento de los muertos en lactación por la escasa vitalidad (incluso viabilidad) en el momento del nacimiento. Son muchos los trabajos que correlacionan una mayor mortalidad en lactación con una mayor tasa de lechones nacidos muertos.

Sin duda el primer factor determinante de la viabilidad de los lechones recién nacidos está en la toma de calostro, ya que esta es la única fuente de nutrientes de la que dispone en dicho momento, y que son  esenciales para su termorregulación y desarrollo de su aparato digestivo. Además de los nutrientes que tienen el calostro, contienen componentes bioactivos como anticuerpos y factores antimicrobianos que protegen al lechón de infecciones y modulan su desarrollo y metabolismo. No obstante el consumo de calostro depende directamente del peso vivo y de la vitalidad de los lechones al nacimiento. La producción estimada media de calostro según ecuaciones de predicción durante las primeras 24 hrs. después del parto en camadas de 8 a12 lechones, es de 2,5 a 5 kilos. Sin duda son rangos muy variables, con medias de 3,57 kg, lo que implica una disposición de unos 300 gr. por lechón en el primer día de vida (un consumo mínimo de 200gr de calostro en las primeras 24 hrs. de vida reducen la mortalidad de los lechones en la primera semana de vida). Se estima que las necesidades primarias para su supervivencia de un lechón el primer día de vida están en una ingesta de 160-170 gr. de calostro o el 8% de su peso vivo, de tal forma que consumos inferiores determinan hipotermia y desnutrición, con una pérdida de considerable de vitalidad y terminando en muerte del lechón.

Sin duda que el manejo de los lechones alrededor del parto por parte del personal de la paridera será definitivo a la hora de asegurarnos que todos los lechones han ingerido una cantidad mínima de calostro, que como hemos dicho es variable de unas cerdas a otras.

 

Los factores que determinan la cantidad de calostro producido por cerda no son bien conocidos, además de ser muy variable su producción de forma individual. Así como el tamaño de camada influye en la cantidad de leche producida, este no es el caso en la producción de calostro.

 

Dentro de los factores conocidos que  influyen directamente en la producción de calostro, tenemos:

Genotipo de la cerda: no se disponen de datos publicados al respecto, aun sabiendo que hay mecanismos endocrinos y metabólicos que pueden influir en la variabilidad de la producción del mismo, que pueden ser seleccionados en líneas hembras.

Número de partos: la producción mayor en cerdas multíparas que en cerdas primerizas, siendo las de 3º a 5º parto las mejores.

Peso de la camada: aquí encontramos datos contradictorios en la literatura, de forma que aunque el mayor peso medio de la camada al nacimiento afecte a la producción de calostro, las cerdas con mayor producción de calostro tienen camadas de mayor peso al nacimiento. Por ello, desde mi punto de vista no hay en la practica una correlación positiva entre mayor tamaño de camada y con mayor producción de calostro; pero sí que influye la homogeneidad de la camada en cuanto a su peso en las variaciones dentro de la producción de calostro en cada cerda.

Tamaño de camadas: no influye en la producción de calostro en el primer día después del parto.

Edad y condición corporal a la entrada de partos: no se han observado variaciones en cuanto a la producción de calostro por dichos factores.

 

Factor lechón

Cuando asistimos al nacimiento de los lechones, gran parte de los factores que influyen en su capacidad de supervivencia ya están definidos, por lo que en ocasiones nos sentimos impotentes al comprobar la mala calidad de los mismos al nacimiento en cuanto a su vitalidad.

 

 

 

Un primer factor es el peso al nacimiento en condiciones normales guarda relación con la capacidad de supervivencia de los mismos, aunque como he referido, no está relacionado directamente con la vitalidad. Los dos factores fundamentales que definen el peso del lechón al nacimiento son la genética y la alimentación de la cerda durante la gestación, y especialmente en el último mes de la misma.

 

En algunos estudios se correlaciona la mayor vitalidad de los lechones al nacimiento con unos niveles de cortisol superiores y un mayor peso del hígado.

Todos hemos visto al nacer lechones con una extraordinaria vitalidad, tanto grandes como pequeños, que a los pocos minutos ya están secos correteando por la paridera y se disponen a mamar. Cualquier patología que afecte al lecho aséptico nada mas de nacer (infecciones en canal de parto y al contacto con medio exterior) supondrán una merma n su vitalidad y capacidad de supervivencia (streptococcus suis, escherichia coli…)

 

 

Fuente: Avances en tecnología porcina. Universoporcino.com

 

Ver parte 2 >>>

 

Comente esta nota

 

Ver los comentarios

 

 

 

 

 


 

Pigs Ranch
Genética de excelencia

 

 

 

 

 

Barei S.R.L

Tecnologia en Alimentación

 

 

 

 

 

Villa y Moreno
Proveedores Agropecuarios

 

 

 

 

 

Genética Austral

Ciencia y Experiencia

 

 

 

 

 

Agroindustrial Cañuelas

Agroindustrial Cañuelas

Alimentos y concentrados

 

 

 

 

 

 

<<<Volver a artículos | <<< Volver al inicio

¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional

Copyright © 2005 Universo Porcino.

DeSitiosWeb - Diseņo de sitios web