Manejo Porcino 07/12

 

¿Cómo enfocar el problema de cojeras en cerdas? La importancia de la valoración de pezuñas

Las cojeras son la segunda causa de deshechos en cerdas. Conocer cómo abordar y atajar el problema es fundamental para mejorar la productividad de la explotación.

 

La cojera en cerdas es uno de los problemas en la producción porcina que ha visto su incidencia aumentada en los últimos años. Cuando analizamos las causas por las que se desechan las cerdas en las granjas, nos encontramos con que la incidencia de cojeras en las cerdas es la segunda causa habitual. Por lo tanto, estas cojeras son uno de los problemas con los que los veterinarios clínicos se enfrentan en su trabajo diario y cada vez adquirirán más relevancia conforme se vayan adaptando las explotaciones a los requerimientos del bienestar animal, como son la adaptación y el manejo de las cerdas en parques.

 

En este artículo mostramos cómo abordamos un problema de cojeras en cerdas en una explotación, qué herramientas utilizamos y qué parámetros productivos son interesantes analizar una vez implementadas las estrategias de control.

 

Desde el año 2008, la valoración de las cojeras en las explotaciones porcinas que visitamos, se ha convertido en una herramienta más en nuestro trabajo. Hemos podido observar que estos brotes no se dan de forma regular durante el año, sino que las granjas tienen picos de patologías cada 3-4 veces.

Hasta ahora, cuando teníamos problemas de cojeras en madres, aplicábamos tratamientos inyectables con antiinflamatorios y antibióticos en el animal lesionado y establecíamos de forma rutinaria medicaciones en el pienso a base de amoxicilina, lincomicina o tilosina. Normalmente estos tratamientos funcionan puntualmente en un porcentaje de animales, pero el problema al cabo de unos meses vuelve a aparecer. Nuestra experiencia en campos nos ha demostrado que cuando analizamos las granjas con problemas de cojeras, en todas ellas encontramos prevalencias más o menos altas de lesiones en los cascos. A partir de esta evidencia, aconsejamos hacer valoraciones de pezuñas en las granjas con incidencia de cojeras.

 

¿Cómo valorar las pezuñas?

Para realizar una valoración de pezuñas deben seguirse los siguientes pasos:

1-Escoger un total de 50 animales de las alas de maternidades. Preferentemente cerdas que hayan parido hace poco, porque están más quitas y pasan más tiempo tumbadas.

2-Valorar las extremidades posteriores, ya que son más accesibles. En total deben valorarse 100 patas.

3-Utilizar tablas de lecciones (figura 1) y anotar los resultados en hojas de registro (figura 2).

4-Revisar la cantidad de la queratina (color, textura, rugosidad, irregularidades, etc.).

5-Valorar además el tipo de instalaciones (calidad del suelo, humedad, slat, etc.).

6-Además de la valoración de las pezuñas y del estado de las instalaciones, es importante valorar también los registros de producción, ya que es una granja con un porcentaje alto de cerdas con cojeras durante un período de tiempo prolongado, es probable que la productividad se vea afectada de alguna manera.

Figura 1 Tabla de clasificación de las lesiones en función de su gravedad y el lugar donde se localizan (propiedad del proyecto FreetFirst)

C:\Documents and Settings\susana\Mis documentos\tabla1.jpg

 

C:\Documents and Settings\susana\Mis documentos\tabla 1.jpg

 

C:\Documents and Settings\susana\Mis documentos\tabla 1.1.jpg

 

Algunos de los parámetros productivos que tendríamos que incluir en las elaboraciones son:

a) Índices de fertilidad;

b) Índice de partos;

c) Porcentaje de reproducción anual;

d) Número de partos medios por el que una cerda es desechada;

e) Porcentaje de cerdas muertas en las granjas (sacrificios o muertes súbitas);

f) Porcentaje de cerdas restantes que van al matadero;

g) Número de lechones destetados por cerda y año;

h) Número de lechones destetados por plaza de maternidad.

Click en la imagen para ampliar

 

 

A partir de esta primera evolución, realizamos un informe en el que se especifica el tipo de lesiones que observamos en los porcentajes de éstas, además de establecer un protocolo de actuación, en el que tendremos en cuenta parámetro analizados anteriormente.

En muchas de las explotaciones no encontramos entre un 30 y un 40% de las cerdas con lesiones de grado 2 (moderadas) o de grado 3 (graves) en las pezuñas.

 

Lesiones más comunes:

Las lesiones que más frecuentemente encontramos son:

Sobre crecimiento /erosión del talón

Grietas en la pared lateral

Grietas en suela/talón

Grietas en la pared horizontal

Sobre crecimiento de pezuñas

Lesiones en la línea blanca

 

C:\Documents and Settings\susana\Mis documentos\lesiones mas comunes.jpg

 

¿Qué hacer después?

Después de la primera valoración,  habiendo observado el grado de lesión y el porcentaje de cojeras, establecemos la aplicación en toda la granja de complejos microminerales quelados que actúen sistémicamente en las cerdas, incluyendo los piensos de las futuras reproductoras, gestación y lactación, con el objetivo de mejorar la salud y calidad de las pezuñas en estas explotaciones. También aplicamos tratamientos inyectables a los animales con lesiones agudas y, en caso necesario, mejoramos los suelos.

Al cabo de seis meses realizamos otra valoración (gráfico). Esperamos seis meses porque las pezuñas tienen un crecimiento de unos 5-7mm cada mes, por lo tanto, en este período el casco se habrá regenerado casi por completo.

Hasta el año 2007 trabajamos con diferentes quelatos minerales de zinc, sin más resultados. En la actualidad estamos trabajando con complejos microminerales quelados de zinc, sobre y manganeso.

 

C:\Documents and Settings\susana\Escritorio\Nota Nueva + Img\tabla2.jpg

 

Otro de los puntos en que también hacemos hincapié es en establecer como rutina de la granja el recorte de los cascos de las cerdas. Este manejo lo realizamos normalmente en las salas de maternidades cuando la está tumbada.

En todas las granjas, a los 5-6 meses de complementar los piensos con complejos de microminerales quelado de zinc, cobre y manganeso, observamos una clara disminución de grado de lesión de las pezuñas y de la incidencia de cojeras.

 

C:\Documents and Settings\susana\Mis documentos\recorte.jpg
C:\Documents and Settings\susana\Mis documentos\trozos.jpg

 

Evolución de las granjas en un año

Para valorar la evolución de las granjas después d más de un año de tratamiento con los quelatos minerales, hicimos una selección de éstas aplicando unos filtros: censo estable, entrada de primerizas regular, sin problemas sanitarios importantes durante el último años y, por último, que tanto en la gestación como en las maternidades no hubiera habido cambio de personas, de esta forma seleccionamos cinco granjas (2800 cerdas), en las que escogimos un conjunto de parámetros productivos para medir la evolución. En la tabla se muestran los resultados medios de los años 2009 y 2010 de los parámetros analizados.

 

Click en la imagen para ampliar

 

*Este alto porcentaje de mortalidad es debido a que durante el 2010 en la granja 3 el número de nacidos totales fue de 17 (bastante elevado)

 

Se produjo un incremento medio de 2,79 puntos en el índice de fertilidad y de 2,8 puntos en el índice de partos anual, y una disminución 1,8 puntos en el porcentaje de cerdas muertas, lo que supuso una disminución del 21,3%. Respecto a las cerdas gestantes sacrificadas, la disminución fue de 0,8 puntos, lo que representa una reducción del 19,5% de cerdas gestantes sacrificadas o enviadas al matadero. La reposición se redujo 3,4 puntos del porcentaje de reposición anual, lo que supuso una reducción del 7,5%. El número de lechones destetados por cerda presente y año se incrementó en 1,2.

 

El número de lechones destetados por plaza de maternidades era un parámetro que no analizábamos con anterioridad, pero creemos que es importante para la evolución de la granja, ya que este índice incluye todos los parámetros anteriores. No tenemos un valor de referencia porque la relación entre plaza de gestación y de maternidades no es igual entre las cinco granjas seleccionadas, pero lo importante es observar la tendencia. En un año, se obtuvieron 10 lechones más destetados por plaza de maternidad.

 

Conclusiones

1.                 El primer paso a la hora de ver la incidencia o no de cojeras en una granja, es hacer una buena valoración de lesiones de pezuñas. Tenemos que incluir, además, parámetros productivos como índice de fertilidad, índice de parto, porcentaje de cerdas muertas o sacrificadas, etc.;

2.                 En todas las granjas a los 5-6 meses de empezar a utilizar complejos microminerales quelados se observa una disminución de cojeras y lesiones en las pezuñas. También se observa una mejora de la calidad de la queratina, pasando de un color marrón obscuro aun color marfil;

3.                 En nuestra experiencia de campo, estamos viendo que hay un gran correlación entre la mejora

4.                 Los últimos trabajos científicos señalan que el zinc intracelular es un potente antioxidante y de esta manera protege la integridad celular, sobre todo en los endotelios vasculares, actuando como un antioxidante sistémico. De esta manera combatimos los procesos inflamatorios, reduciendo la liberación de citoquinas y favorecemos que el animal optimice todo su potencial genético;

5.                 En caso de ser posible, nuestra recomendación en comenzar el tratamiento en la fase de crecimiento-recría de las futuras reproductoras a fin de prevenir las cojeras. En las granjas empezamos a trabajar con los complejos microminerales quelados en la fase de recría, podemos observar una disminución en el porcentaje de cerdas que se envían al matadero antes del tercer parto. En algunos casos hemos pasado de un 42,8% a un 23,3%;

6.                 Nunca nos podemos quedar con la valoración “a ojo” de las cojeras, tenemos que analizar otros parámetros y valorar si será mejoría o no. Es por eso que los registros de los índices productivos son tan importantes.

 

 

Fuente: Lali Coma y Agusti Camprodon. S.V. Camprodon Coma S.L.P. Albeitar. Universoporcino.com

 

 

Comente esta nota

 

Ver los comentarios

 

 

 

 

 


Grantec

Grantec

Comederos, pisos, bebederos, calefaccion, silos

 

 

 

Proyectos Agroindustriales

Equipamiento para granjas industriales.

 

 

 

Termoplast

Comederos para cerdos

 

 

 

Parideras refugio y Cajones de destete para porcinos

 

 

 

Silos y Chimangos

 

 

 

 

 

 

 

 

<<<Volver a artículos | <<< Volver al inicio

¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional

Copyright © 2005 Universo Porcino.

DeSitiosWeb - Diseño de sitios web