La mandioca, clave en la alimentación animal

 

 

Científicos de la UNNE aseguran que la hortaliza puede ser una fuente alternativa de energía de gran valor en porcinos, en reemplazo del maíz.

 

 

Un nuevo hallazgo de investigadores correntinos asegura que la mandioca podría ser el nuevo reemplazante del maíz para la alimentación de porcinos. Tras cuatro años de estudios, científicos de la cátedra de Bioestadísticas y Nutrición de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) encontraron que esta hortaliza puede ser una fuente alternativa de energía de gran valor para el mundo pecuario.

 

Según cálculos de los especialistas, el 70 por ciento de la dieta porcina está constituida por sustancias que aportan un alto contenido de energía. Y si bien en las zonas tradicionales de producción el alimento energético por excelencia es el maíz, en la zona nordeste del país ofrece limitaciones en su composición nutricional y en la cantidad cosechada, lo que abrió el paso a la mandioca como futuro reemplazante.

 

Tal como lo explica el médico veterinario Marcelo Navamuel, la principal ventaja está en que se trata de un producto de carácter regional que puede estar al alcance de la mano de los productores porcinos si disponen de una parcela para su cultivo.

 

Los resultados obtenidos en los diferentes ensayos de campo son satisfactorios. En primer lugar evaluamos la aceptación del alimento por parte del cerdo y posteriormente los indicadores productivos, es decir incremento de peso y consumo de ración, destacó el científico.

 

Según el profesional, se detectó que no hay diferencias sustanciales si uno compara la dieta tradicional del cerdo en base al maíz con ésta hecha con mandioca. Perfectamente podría sustituir prácticamente un 60% del maíz por mandioca, agregó.

 

Incremento de peso.
Por otro lado, Navamuel aportó un dato a modo de ejemplo: un animal de 25 a 30 kilos, consumiendo 1.600 gramos de la ración a base de mandioca gana en peso unos 700 u 850 gramos por día. A esa ración habría que adicionarle una cantidad de entre 350-400 gramos de soja aproximadamente, más unos gramos de sales y vitaminas de manera tal de suministrar al animal una dieta completamente equilibrada, dijo el veterinario.

 

El alimento que se le da a los cerdos es un compostaje con la consistencia de una pasta que se obtiene de la siguiente manera: se deshidrata la mandioca para beneficiar su conservación, lo que se logra dejándola expuesta al sol por 72 horas. Es importante obtener un producto estable para poder competir con el grano de maíz, que se lo puede guardar por un tiempo determinado, agregó.

 

Posteriormente se somete a la mandioca deshidratada a un molido, del cual surge una especie de harina que es integrada con soja, minerales y vitaminas para dar con una dieta acorde a la categoría del animal.

 

Costos.
Al evaluar los costos de la fuente alternativa de alimentación en porcinos surge que sólo es rentable en la medida que el productor disponga en el mismo predio del criadero de una superficie destinada al cultivo de mandioca. De lo contrario, la alternativa aparece como poco ventajosa. Tanto el maíz como la mandioca son productos que elevan el costo de producción, porque al integrar la dieta del hombre en el mercado actual tienen un alto precio.

 

El kilo de mandioca está alrededor de los 70 centavos. Para equiparar la mandioca con maíz, deberíamos deshidratar 3 kilos de mandioca. De esta manera obtendríamos un kilo de material de iguales características energéticas que el maíz.

 

Eso implicaría 1,5 pesos de costo en mandioca que podría ser administrada al cerdo potencialmente comparado con un kilo de maíz que en este momento está en el orden de los 0,70 centavos. Comparativamente las raciones al momento de pasar mandioca por maíz encarece el costo, sostuvo el investigador.

 

Navamuel lo explicó así: Hacemos la siguiente relación: al no producirse maíz en la zona, es una limitante en la producción porcina. Como contrapartida consideramos que al tener un producto energético alternativo que los mismos productores pueden cultivarlo, lo hace más que atrayente, explicó.

 

El mayor porcentaje de lo cosechado se destinaría para el consumo del productor y su familia, y tan sólo el excedente para alimentar la piara. Esto sería más complicado de lograr con el maíz. Cultivarlo en pequeñas superficies con todo el paquete tecnológico que requiere, implicaría un costo final desmedido.

 

El equipo de profesionales de la Facultad de Veterinaria de la UNNE trabaja con productores que cuentan con no más de 20 hembras por establecimiento. Según Navamuel, la propuesta fue bien recibida porque los emprendedores deben sobrellevar dos dificultades: no es fácil conseguir maíz en esta época del año y su costo, lo hace poco accesible.

 

Nueva búsqueda.
Los investigadores trabajan con alimentos ricos en grasa como nueva fuente de energía para la alimentación porcina. En la zona existen elementos que podrían ser utilizados para este fin, fundamentalmente derivados industriales como gérmenes del maíz y subproductos de la industria del arroz.

 

En Corrientes y la región los animales disminuyen el consumo de alimentos por las altas temperaturas. El cerdo particularmente tiene una escasa banda de tolerancia al calor. De esta manera con pequeñas raciones de alto contenido energético, se lograría que estos animales en vez de comer un 1,500 Kg. de alimento, solo ingiriendo 1 kg de ración mantengan su desarrollo y producción, aclaró Novamuel.

 

Por último, se conoció que los investigadores trabajarán además en la evaluación de los perfiles grasos de la carne del cerdo pensando en una oferta más saludable.

 

Para lograrlo utilizarán una sustancia muy en boga en estos días como los ácidos conjugados. Los estudios buscarán conocer también en que medida las adiciones de ciertas grasas repercuten en la composición de grasa del animal.

 

 



Biofarma

<<<Volver a artículos | <<< Volver al inicio

¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional

Copyright © 2005 Universo Porcino.

DeSitiosWeb - Diseño de sitios web