Actualidad Porcina 04/10

Políticas Activas y el Cerdo

 

 

 

Durante los últimos años he notado un creciente desinterés del estado por el equilibrio y desarrollo de una política productiva y el más preocupante desconocimiento de lo que significa, quisiera pensar que es por que no saben o no le preguntan a quien sabe y no porque no les interesa. El Estado no es más que el administrador de los recursos de toda la población y es quien debe velar por ellos, la asignación de recursos a un lado o el otro parece no tener sentido, pues al no haber programas no hay línea de desarrollo y al no haber líneas de desarrollo no puede haber inversión coherente, ni política activa. . El sector productivo viene recibiendo un festival de compensaciones y anuncios rimbombantes que solo son espasmódicos y publicitarios, que casi el 50% de las veces son para tapar agujeros y calmar los ánimos y en la mayoría de los casos tardan entre tres meses y mas de más de un año transitando en el mundillo administrativo de la ONCCA tratando de resolverse .Días pasados hablando con un amigo productor, me comentaba que hacia ya catorce meses que estaba esperando la compensación por la venta de terneros, que la compensación estaba para salir y ni noticias,y que el debía seguir produciendo y que el ingreso de ese dinero le era imprescindible para seguir invirtiendo y creciendo en su producción..

 

Durante décadas miramos como los países que fueron creciendo, protegieron sus productos y mercados, en ese momento decíamos que estábamos en contra de los subsidios y era un compromiso moral, pero nuestros vecinos los aplicaban igual, nuestros vecinos crecían y nosotros les vendíamos nuestras materias primas para que ellos crecieran, así poco a poco fuimos quedando estancados y otros crecían.

En el año 1980 se calculaba que el stock porcino en la Argentina llegaba a las 4.000.000 de cabezas, en el año 1995 en medio de la aplicación del tan mentado 1 a 1 el stock había caído en forma alarmante rondando las 2.400.000 cabezas, en el 2010 y luego de contribuir con su enorme esfuerzo los productores y sin ninguna asistencia del Estado se logro llegar a poco mas de 3.000.000 se cabezas, dicen los entendidos que si hubiéramos seguido el crecimiento productivo mundial desde el año 1980 en este momento deberíamos estar orillando los 8.000.000 de cabezas de stock .

 

Pero que ocurrió; en 30 años perdimos 1.000.000 de cabezas; y esto no es efecto de una crisis institucional, financiera o momentánea, esto es estructural ¿Pues qué pasó? No se necesita ser muy genio para dilucidarlo. Se trabajó mal, el crecimiento de los últimos años se vio por el exclusivo esfuerzo privado y por el buen momento agrícola y el estado no se acerco ni a mirar lo que ocurría. Hoy sigue ocurriendo lo mismo, se lanza con bombos y platillos un Programa de Desarrollo Porcino (carne de cerdo afrodisíaca) que no es más que un acuerdo de precios, que no sabemos a ciencia cierta quienes lo van a poder cumplir (acabo de ver en la góndola del supermercado el bife de cerdo a 22 pesos, el jamón a 20 pesos y el pecho a 21 pesos; muy lejos de lo publicitado en el acuerdo) pudiendo percibir que en nada va a ayudar por si solo al desarrollo del sector.

Y aquí solo aparecen las preguntas. ¿Dónde están los créditos para el sector porcino? ¿Para qué sirvieron las compensaciones? ¿Dónde están los incentivos para aumentar la producción? ¿Quiénes crecieron a raíz de esto? ¿En qué lugar esta la tan publicitada modernización del estado? ¿Qué incentivo o por lo menos acompañamiento evitó el cierre de miles de establecimientos? Y la respuesta es: En ninguna parte.

 

El estado jamás se acercó a aquel productor que debía cerrar las puertas para investigar ni siquiera el porque ocurría, cuales eran las necesidades, como era el mercado,etc, y de esto puede dar cuenta todo el sector, jamás fueron los representantes del sector público a golpear la tranquera e interesarse por su problema, el estado jamás se dio cuenta que no solo necesitaba fiscalizar al productor desde una oficina sino que necesitaba acompañarlo, incentivarlo y protegerlo, y esto trae aparejadas tres falencias graves: Que el estado es un pésimo controlador de la producción, que el estado desarrolla una muy mala o ausente política de extensión y desarrollo y que el estado lleva a cabo una política recaudatoria arcaica e impracticable en términos reales sumado a todo esto y como corolario aparece la total ausencia de un programa activo que tienda a perdurar en el tiempo acompañando el crecimiento del país.

 

Y recorriendo este camino nos preguntamos el porque deberíamos mirar en ese sentido. Porque la carne porcina representa la fuente de proteína más consumida en el mundo, porque este producto que le permitió a Brasil ser el primer exportador latinoamericano de cerdos con un 12% del total mundial.

 

 

Pero que ocurre, los números del agro brasileño son el resultado de la aplicación de políticas agropecuarias que forman parte de una política de estado que va mas allá de las sucesivas administraciones federales; para ello, Brasil no sólo cuenta con un ministerio dedicado al agro, sino con dos: El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento, y el Ministerio de Desarrollo Rural; y mientras Argentina le vende soja a China el mayor productor de cerdos del planeta, Brasil le vende cerdos a Rusia y otros países, y mientras esto ocurre nosotros miramos de la vereda de enfrente, teniendo la materia prima a nuestra disposición .Si alguien entiende esto por favor que me lo explique.

Todos sabemos que la Macroeconomía se nutre de la economía doméstica, todos sabemos que esta economía domestica es la base productiva de un país, es el respaldo social y económico del crecimiento. Y aquí surge lo que muchos han llamado el viraje de el desarrolló económico de las recetas Monetaristas liberales o neo-liberales al Keynesianismo puro atribuyéndose ese proceso al la economía Argentina actual y que a juzgar por los hechos ha quedado solo en palabras, nos damos cuenta que los discursos y arengas nada tienen que ver con los hechos reales, que las promesas no se cumplen porque realmente no lo son.

 

Han aparecido programas de financiamiento para el sector porcino de todo tipo sobre todo a partir del año 2005 y muy pocas veces se ha visto el desarrollo de una línea de financiamiento para productores porcinos blandos con tasa subsidiaria o prendarios,de los pocos que aparecieron debemos recordar el Fuerza Campo Porcino de Buenos Aires, los créditos para porcinos de la Provincia de Santa Fe y Entre Ríos y los implementados por la Provincia de la Pampa, y a algunos les sirvió a otros no, y ocurrió que un día se terminó, no porque hayan sido ineficientes o malos sino porque simplemente se terminó y nuca nadie mas intentó reactivarlos ni se llevo un monitoreo posterior con el fin de mejorarlo, simplemente borrón y cuenta nueva y esto forma parte del anecdotario argentino que nos demuestra que no importa que una política activa sea eficaz o este bien encaminada sino que lo que importa es que porque lo hizo otra gestión debe terminar y si esto no es así que alguien me lo retruque .Y de esto debemos tomar del ejemplo Brasilero, las políticas activas de nuestro socio del MERCOSUR están diseñadas como una política de estado, están planeadas para sobrevivir las diferentes administraciones estadurales y nacionales demostrando que es el estado quien debe velar por la producción y el desarrollo económico de sus habitantes.

 

Dr. Francisco Manuel LUNA

Médico Veterinario. Universoporcino.com

 

 

Comente esta nota

 

Ver los comentarios

 

 

 

 

 



Pretol Hormigón Premoldeado

Pretol

Instalaciones llave en mano.

 

 

 

HI TEC Poliuretano

 

 

 

Chapas Recicladas

 

 

 

Grantec

Grantec

Comederos, pisos, bebederos, calefaccion, silos

 

 

 

Barei S.R.L

Tecnologia en Alimentación

 

 

 

 

 

 

 

<<<Volver a artículos | <<< Volver al inicio

¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional

Copyright © 2005 Universo Porcino.

DeSitiosWeb - Diseño de sitios web